Cerrar

(+34) 915 726 599 (Seguimos trabajando al 100%) info@caltico.es

On-premise: Instalación de software en servidor propio

El término On-Premise, alude a la instalación de una solución informática llevada a cabo dentro de la infraestructura tecnológica de una empresa, es decir, dentro de su hardware y software, por lo tanto, On-Premise implica la instalación de software en el propio servidor de una compañía.

Este modelo permite que la empresa sea la directamente responsable de la:

  • Disponibilidad.
  • Gestión.
  • Seguridad.

Esta responsabilidad directa que adquiere la empresa, hace que deba constituir un departamento que tenga como finalidad gestionar dicho sistema, tanto en su hardware como en su software. Aún así, es posible que la empresa proveedora del sistema, suministre algún tipo de servicio de integración y soporte.

¿Cuáles soluciones de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden encontrarse en estos sistemas?

En este tipo de sistemas On-Premise, puede encontrarse soluciones TIC, tales como:

  • Gestión documental.
  • Sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP).
  • Gestión de Relaciones con el Cliente (CRM).

El modelo On-Premise se considera el modelo tradicional de aplicaciones para la gestión empresarial.

Ventajas y desventajas de la instalación de sistemas On-Premise

Este tipo de sistema cuenta con ventajas llamativas y atractivas, así como con desventajas notorias que hay que tomar en consideración:

Ventajas del sistema On-Premise

  • Coste: A largo plazo es posible que se reduzca el coste de esta solución tecnológica, en contraste con los beneficios que se obtienen.
  • Seguridad: Toda la información sensible se encuentra en manos de la propia empresa o institución.
  • Personalización: Es mucho más fácil personalizar este tipo de sistemas.
  • Implementación: La implementación de este sistema está estrechamente supervisada por la propia organización.

Desventajas del sistema On-Premise

  • Coste: Se debe cancelar más dinero al inicio, además de comprar hardware extra y costear todo el proceso de implementación.
  • Seguridad: Como la seguridad de los datos está en manos de la propia empresa o institución, se debe colocar la misma bajo supervisión de expertos.
  • Personalización: Si se personaliza el sistema On-Premise, se puede retardar el proceso de implementación, así como la actualización del sistema.
  • Implementación: Este proceso puede prolongarse mucho más en un sistema On-Premise.

En general, el sistema On-Premise ofrece un mayor control sobre todo el proceso de implementación.

¿Cuál es el otro tipo de instalación posible alternativo al sistema On-Premise?

El sistema On-Premise es el modelo tradicional para este tipo de softwares, pero cuenta con una alternativa la cual es el sistema de instalación en la nube (cloud), que no se encuentra a disponibilidad directa de la empresa, sino en el servidor del proveedor.

Comparación entre el sistema On-Premise y otros sistemas en la nube

On-Premise vs nube pública

De todos los tipos de nube, la nube pública es la más popular ya que, en este tipo de sistema, el servidor del proveedor almacena toda la información y dicho sistema es compartido con otras empresas que también han contratado este servicio, lo que hace que los costes se reduzcan.

Esto último hace que se diferencie del sistema On-Premise, que almacena la información directamente en las instalaciones de la empresa.

Un inconveniente es que dicho sistema, en la nube pública, es limitado en cuanto a la personalización del mismo, por el hecho de que debe compartirse con otras empresas y su software es accesible a cualquier persona, ya que se comparte vía web.

On-Premise Vs nube privada

Se define como nube privada aquella en la que el sistema se almacena en servidores externos a la empresa y alojados en el proveedor, pero al ser privado, dicho sistema es de uso exclusivo para la empresa contratante.

Con este tipo de sistemas, es posible personalizar con mayor detalle toda la solución tecnológica, casi como si fuese una solución On-Premise.

De igual forma, este tipo de solución en nube privada permite la gestión de la información de manera directa por la empresa contratante, por lo que se requiere la creación de un departamento especializado para la gestión del mismo.

La diferencia esencial entre la nube privada y el sistema On-Premise es que, en este último, el hardware de la solución se encuentra directamente en la sede de la empresa, al contrario de la nube privada, cuyo hardware se ubica en la sede del proveedor.

On-Premise vs nube híbrida

Este tipo de solución híbrida implica que la misma se ubique en el servidor del proveedor, pero cualquier dato relevante se haya directamente instalado y bajo resguardo de la empresa contratante.

El servidor de este sistema se ubica tanto de manera online, como en las propias instalaciones de la empresa.

Este alojamiento híbrido permite diversificar la información y colocar a mayor resguardo y privacidad, cualquier información clave. Es importante que, para la instalación de este sistema, se compruebe la posibilidad de conexión eficaz entre los dos servidores que se utilizan.

De manera concisa, se puede decir que las principales diferencias entre ambos sistemas, radica en:

  • La infraestructura que aloja dicho sistema (in situ, en el servidor del proveedor o en ambos).
  • La seguridad de los datos y del hardware que aloja el sistema.

Variación del coste de un sistema On-Premise

Lo primero que se debe tener en cuenta es el tipo de implementación de software, para considerar la inversión que se requiere. Para esto debe pensarse que existen gastos en las inversiones de tipo:

  • CAPEX (CAPital EXpenditures o inversiones de bienes de capital) que incluyen todos los activos que adquiere la empresa contratante:
    • Espacio físico ocupado.
    • Routers, cables. Etc.
    • Sistemas de extinción.
    • Sistemas de seguridad.
    • Sistemas de refrigeración.
    • SAIS y generadores.
    • Servidores físicos.
    • Puesta en marcha o instalación.
  • OPEX (OPerating EXpense o coste de funcionamiento) que incluyen todos los gastos para la operatividad del sistema:
    • Electricidad.
    • Internet.
    • Mantenimiento del hardware.
    • Personal para monitorización de sistema.

Si se usa un sistema de tipo On-Premise, se deben considerar ambos gastos, pero si se usa un sistema en nube (Cloud), solo se debe considerar la inversión OPEX.

¿Alguna duda? Caltico puede ayudarle, consúltenos.